Ayer, como sabrás si entraste al blog en busca de tu
segunda dosis semanal de patrimonio activo y divertido, y te volviste a
encontrar con el post publicado el martes sobre el Templo de Diana), no hubo
post.
Eficiencia energética_ edificación histórica_patrimonio_fundación casas históricas
  
Pero hay una buenísima razón, y es que estuve trabajando para
el blog de un modo activo. Durante los días 25 y 26 de septiembre 2013 he asistido
en la Universidad Politécnica de Madrid a unas jornadas, organizadas por la
Fundación Casas Históricas, sobre ‘Eficiencia energética y Edificación histórica’.

¡Buen fin de semana!
🙂 
Fotografía por reharq*
 
En reharq* no practico ni creo en ‘el corta-pega’. Valoro los trabajos de investigación, las fotografías y las opinones de los demás como si fueran las mías. Por eso siempre, nombraré y recomendaré la fuente, en el caso de que me base en material que no sea de mi propia autoría. ¡Haz tú lo mismo si compartes contenidos de este blog! 🙂

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!


2 comentarios
  1. Andrés
    Andrés Dice:

    Ah, interesante: pero… ¿es energéticamente eficiente un edificio patrimonial? O, más importante aún, ¿es importante? Seguro que hay gente que piensa que sí, yo no estoy tan seguro. ¡Buen finde! AM.

    Responder
    • libe
      libe Dice:

      Hola Andrés, me parece muy acertado tu comentario.

      Acercar un edificio patrimonial a nuestros niveles de confort supone un gasto en energía descomunal. Además de que alcanzar dicho confort supone el detrimento de los valores históricos arquitectónicos del edificio, por lo que no siempre es necesario.

      El 'problema' está cuando esos edificios patrimoniales van a ser habitados. En ese caso, sí que deberíamos optimizar la energía, además de recuperar todas las técnicas utilizadas históricamente para mejorar los ambientes (tapices, revocos, anchura muros, ventilaciones…)

      Gracias por tu aportación.
      Un saludo,
      Libe

      Responder

La sección de comentarios es toda tuya

A mí también me encantará leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *