Si hay un plan arquitectónico disfrutón es la Biennale di Architettura di Venezia. Porque además del extra de inspiración, conocimiento y actualidad, Venecia siempre es un buen destino pese a su masificación (muy terrible) y ese aire a parque temático que está tomando.

Así que hoy revivimos ese buen sabor que deja esta ciudad a través de la ex-Iglesia de San Lorenzo de Venecia, un espacio que recoge historia, restauración, patrimonio, arte, arquitectura y colorido del bueno.

 

Iglesia San Lorenzo_venecia_reharq_restauración

La Iglesia de San Lorenzo se encuentra ubicada en el popular barrio de Castello, cerca de la Plaza de San Marcos y el Arsenale, sede de la Bienal junto con los pabellones individuales de los jardines de Giardini. A estas dos localizaciones, debemos sumarles los pabellones distribuidos por la ciudad (de acceso gratuito) entre los que se encuentra la Iglesia de San Lorenzo.

 

DE IGLESIA A CONTENEDOR DE ARTE

 

La Iglesia que vemos en la actualidad data del siglo XVI y fue reconstruida tras un incendio en 1106 por el arquitecto Simone Sorella. Los restos más primitivos de la construcción se remontan al s. VI y cuenta la leyenda (porque no se han encontrado sus restos) que aquí fue donde se enterró a Marco Polo.

 

Tal y como apunta mi amigo José Santos en su blog:

… nunca se llegó a finalizar la ejecución, al menos en las fachadas, ejecutadas mediante fábrica de ladrillo pero sin la colocación del acabado final de mármol. […]
Es evidente que, de haberse finalizado, la imagen actual sería mucho más imponente, pero es muy interesante poder ver el proceso constructivo que utilizaban y lo que se encuentra bajo la “piel” de obras tan imponentes como puede ser la Basílica de Santa María de la Salud, esta sí, obra de Andrea Palladio.

 

La Iglesia de San Lorenzo fue lugar de celebración del culto desde el año 809 hasta el 850, después pasó a ser convento benedictino hasta principios del s. XIX. Entonces, se transformaría en Casa de Industria, y posteriormente en un asilo de ancianos. La iglesia estuvo a cargo de la orden dominica hasta 1920, año en que cerró definitivamente.

San Lorenzo abrió nuevamente sus puertas en 1984 como uno de las sedes de la Bienal, donde el arquitecto Renzo Piano construyó un anfiteatro temporal de madera en su interior para el debut de la ópera Prometeo del compositor Luigi Nono. No en vano, la iglesia ya tenía antecedentes como ‘lugar de música’ ya que Vivaldi ensayaba aquí todas sus arias con las monjas de clausura (había una convento adyacente a la iglesia).

 

PABELLÓN de MÉXICO 2012: “Arquitectura y Construcción”

 

Tras 28 años cerrada, la Iglesia de San Lorenzo reabrió en agosto de 2012 con la inauguración del Pabellón de México para la Exposición internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia y, dado que el interior estaba en plena restauración y no ofrecía seguridad a los visitantes, albergó junto a su fachada la muestra ‘Arquitectura y Construcción’.
fuente foto de arquine por Juan josé Kochenvía arquine, autor Juan José Kochen

iglesia de san lorenzo_venecia_méxico_arquitectura y construcción

La fachada de colores, tal y como apuntó Miquel Adriá, curador de la exposición corresponde:

“forma parte de cierta paleta cromática propia de México, sin caer en lo típico ni lo folclórico, pero sí esencialmente mexicana en la medida que sale de un análisis cromático de artesanías mexicanas que van de los huicholes (indumentarias de este grupo del oeste central de México) a los huipiles de Oaxaca (prenda femenina con adornos). Esas franjas muestran ese valor de la diversidad per se.”

 

Consistía en una serie de fotografías, memorias descriptivas, planos y vídeos de 13 proyectos de intervención en el patrimonio histórico de México. Había proyectos interesantísimos y, en mi opinión, es un pena que estuvieran en un volumen tan reducido y con un espacio tan limitado que les impidiera lucirse como merecían.

 

vía stilo.com (“Cordiox”, Bienal de Arte 2013)

 

Además de ver esta selección de proyectos, también se podía echar un tímido vistazo a las obras de restauración que se estaban llevando a cabo. Lo cierto es que el interior era espectacular.

iglesia san lorenzo_venecia_restauración_paredes

iglesia san lorenzo_venecia_restauración_restos arqueológicos_ángeles

 

¿TRUCO o TRATO? ¿PABELLÓN o RESTAURACIÓN?

 

El trato consistía en que México, por medio de un acuerdo con el Ayuntamiento de Venecia, se encargaba de la restauración y del mantenimiento de la Iglesia de San Lorenzo a cambio de utilizarla como sede mexicana en las bienales de arte, arquitectura, cine, danza, música y teatro hasta el año 2022.

La intención era buenísima, pues ofrecía la posibilidad de devolverle una vida al edificio llenándolo de arte, y situaba a México y su cultura en un escaparate de excepción.

 

Pero, lo último que he leído mientras preparaba este post es que el estado en el que se encuentra la iglesia requiere de una inversión mayor a la prevista, por lo que el pabellón de México se trasladará a la sala de armas del Arsenale y abandonará la Iglesia de San Lorenzo a su suerte.

Fue bonito mientras duró…

Y es ahora cuando planteo la duda:

¿debemos restaurar TODO, cueste lo que cueste?

😉

 

Fotografías por reharq* salvo especificación en pie de foto. Noviembre 2012.
Fuentes consultadas: Diario el Impacial, arteenlared y Méxicobienal (cuyos enlaces dejaron de funcionar un par de años después de la redacción de este post). La Jornada (periódico mexicano) y Arquine.
0 comentarios

La sección de comentarios es toda tuya

A mí también me encantará leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *