Sheila Palomares Alarcón

Vamos con el último reharq* con… de este curso, en el que han participado profesionales amigos a los que admiro infinito. Hoy, es el turno de mi querida Sheila Palomares Alarcón, doctora arquitecta especialista en patrimonio industrial agroalimentario y su reuso.

Casualmente, fueron nuestros respectivos blogs los que nos pusieron en contacto (recomiendo añadir a vuestro feed plazasdemercados.com ;-). Posteriormente, bastó un congreso en La Carolina (Jaén) para congeniar y a día de hoy cuando el Whatsapp de texto se nos queda corto, pasamos a la llamada. Y eso en amistad, en estos cibertiempos, es todo un grado.
Es un orgullo y una suerte que Sheila haya accedido a compartir su conocimiento en reharq* con este artículo sobre ‘segundas vidas’ del patrimonio industrial que se desarrolla en Portugal.
Leões. Sheila Palomares Alarcón. Junio 2016
Leões. Sheila Palomares Alarcón. Junio 2016

DE FÁBRICA DE HARINAS A UNIVERSIDAD DE ÉVORA (PORTUGAL)

Llegaba a Évora conduciendo
desde España con la intención de estudiar el caso de reuso de la Fábrica de Harinas
Leões
. Había encontrado alguna
información online, pero muy poca, así que no tenía una imagen pre-establecida
de lo que me iba a encontrar.
 
Sin embargo, al divisar
por primera vez Évora en la lejanía lo tuve claro, la fábrica mostraba su
hegemonía en el skyline de esta bella
ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con contundencia, su arquitectura expresaba
lo importante que había sido la industria harinera para el Alentejo, para el
“celeiro portugués”. Esa era, ya la había encontrado.

LA FÁBRICA DE HARINAS “LEÕES”. ORIGEN

La Sociedade Alentejana de Moagem, Lda abrió en 1916 una de las fábricas más importantes de la región del Alentejo (Portugal). En términos de dimensión se trataba de la mayor unidad industrial del Distrito de Évora, disponía de su propio cargadero y llegó a tener 137 trabajadores. En la década de los 70 del siglo XX la Fábrica dos Leões pasó a llamarse Fábrica de Massas Leões porque comenzó a producir pastas alimenticias, empaquetamiento y panadería. Se cerró en 1993 y en 1998 fue adquirida por la Universidad de Évora.
Leões. Escuela de Arquitectura_ ecopista_biblioteca y su acceso. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
izq.: Leões. Vista de la Escuela de Arquitectura desde el antiguo cargadero del ferrocarril. Hoy, ecopista. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
dcha.: Leões. Uno de los accesos a la Universidad. Encuentro entre el nuevo módulo de la biblioteca y su acceso. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
En un principio sólo se construyó una fábrica de pisos (hoy módulo de Arquitectura) y dos silos para el almacenamiento del cereal, pero con el paso del tiempo y el crecimiento de la empresa, también aumentaron sus instalaciones y lo hicieron alrededor del gran patio de maniobras. Hoy, un gran jardín.
En 2006 se convocó un concurso restringido para rehabilitar la antigua fábrica y albergar en ella la
Escuela de Artes y Arquitectura. Los ganadores fueron Inés Lobo & Ventura Trindade Arquitectos, quienes pretendieron devolver a la estructura existente la austeridad que el edificio había tenido durante su fase fabril.
Leões_interior biblioteca_ módulo de artes escénicas_Sheila Palomares Alarcón_Abril 2017
izq.: Leões. Interior de la biblioteca. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
dcha.: Leões. Uno de los accesos a la Universidad. Encuentro entre el nuevo módulo de la biblioteca y el módulo de artes escénicas. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
LEÕES: MUCHO MÁS QUE UNA UNIVERSIDAD
El Alentejo fue el celeiro portugués hasta los años setenta
del siglo XX, momento en el que por diversas razones dejó de serlo, y numerosas
personas abandonaron el campo en búsqueda de un empleo en la ciudad.
Fue entonces cuando
Évora volvió a abrir las puertas de su universidad (que había estado cerrada
desde el XVIII) y desde entonces no ha parado de crecer.
Leões se rehabilitó,
se amplió y conservó la estructura original de la fábrica aunque uniendo los
diferentes módulos dando unidad al conjunto. Gracias al esfuerzo de los
arquitectos ganadores del concurso se lograron conservar diferentes elementos
de la estructura original, como por ejemplo, el módulo que es utilizado en la
actualidad por el curso de artes escénicas.
Leões. Vista desde módulo de artes a la biblioteca y al módulo de artes escénicas.Sheila Palomares Alarcón_ Abril 2017
izq.: Leões. Vista desde el módulo de artes a la biblioteca y al módulo de artes escénicas. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
dcha.: Leões. Corredor de unión. Módulo de artes. Sheila Palomares Alarcón. Abril 2017
Leões fue uno de los motores de la economía eborense durante su etapa industrial
y hoy lo sigue siendo como universidad. Es tan fuerte la imagen de la antigua
fábrica, que aún en su nuevo uso como Escuela de Artes y Arquitectura se le
sigue llamando Leões; porque la
fábrica, fue mucho más que una actividad fabril, creó ciudad y hoy representa el
testimonio cultural asociado al patrimonio industrial agroalimentario del
territorio eborense.
Sheila Palomares Alarcón
-doctora arquitecta-
 
Fuente:
PALOMARES
ALARCÓN, Sheila. Passato
e presente dell’industria “molitoria” nel sud della penisola. Alentejo
(Portogallo) – Jaén (Spagna).
VII AISU CONGRESS. Food
and the city. Padua (Italia), del 3 al 5 de septiembre de 2015

 

Si tienes un proyecto relacionado con el patrimonio (intervención, dinamización, defensa, difusión…) y crees que podría encajar en la línea editorial de reharq*, ¡házmelo saber y hablamos!, no esperes a que yo te lo pida, que estoy metida en 352.126 cosas y la espera podría ser larga! 😉 info@reharq.com
¡COMPARTE CON EL MUNDO EL PATRIMONIO DEL BUENO! GRACIAS! 😉
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *