De Consulado (S. XVIII) a Museo Naval San Sebastián

Hasta el 19 de noviembre 2016, el Untzi Museoa-Museo Naval de San
Sebastián
rinde homenaje a las mujeres que han trabajado, vivido, luchado y disfrutado
en el mar. Desde reharq* y con motivo de la efeméride de este 8 marzo, sirva
este post como humilde homenaje a esas historias silenciosas.

Si bien esta exposición
temporal se centra más en ‘las vascas y el mar’, el reconocimiento de hoy será
más universal y la ocasión perfecta para mostrar este edificio patrimonial
portuario reutilizado como museo desde el 23 de mayo de 1991
.Untzi Museoa-Museo Naval_patrimonio casa torre_consulado_muralla

El inmueble (XVIII) donde se ubica el Untzi Museoa-Museo
Naval
es uno de los pocos edificios de San Sebastián que sobrevivió a la destrucción
de las tropas anglo-portuguesas que tomaron la ciudad en 1813  y, además, el único vestigio arquitectónico
del Consulado de San Sebastián (agrupación de profesionales relacionados con el
comercio marítimo, fundada en 1682) que ha llegado a nuestros días.Untzi Museoa-Museo Naval_patrimonio casa torre_consulado

Untzi Museoa-Museo Naval_San sebastian

Tal y como apuntan en la completísima y actualizada web
del museo: 

“La casa torre fue creada por el Consulado para controlar la
actividad portuaria y la prestación de servicios diversos: vigilancia de las
entradas y salida de barcos, cobro de impuestos de amarre, control de carga y
descarga, mantenimiento de muelles y fondos en
buen estado, preservación del
orden y la seguridad en los muelles y los barcos, control de la labor de
atoaje, auxilios marítimos, control y suministro de lastre de arena y piedra,
etc.
fotografia historica museo naval san sebastian_via galeria fotografica web museovía galería fotográfica de la web del museo

Untzi Museoa-Museo Naval_patrimonio casa torre_consulado_muralla_arquitectura_rehabilitacion

La torre-campanario es, quizás, el elemento que otorga
mayor singularidad al edificio. La campana era utilizaba para pedir ayuda en
casos de incendio o auxilio marítimo.Untzi Museoa-Museo Naval_patrimonio casa torre_consulado_muralla_arquitectura_rehabilitacion_casa torre

EL UNTZI MUSEOA-MUSEO NAVAL.
A finales de los años 80, la Diputación Foral de Gipuzkoa
-actual propietario del antiguo Consulado- pone en marcha la transformación de
la casa torre en museo naval
.
El Untzi Museoa-Museo Naval es un “centro destinado
a contribuir a la conservación, estudio y divulgación de la historia y el
patrimonio marítimo vascos. El Museo mantiene estos objetivos en sus diversos
ámbitos de actuación: actividades educativas, investigación, publicaciones,
producción de exposiciones, recuperación y protección del patrimonio
marítimo.”





exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa-Museo Naval_igualdad_8marzo_homenaje_educacion
La Diputación Foral de Gipuzkoa ofrece una entrada que
combina
el Untzi Museoa-Museo Naval, el Museo Zumalakarregi (organizadores del
150 aniversario del Viaducto de Ormaiztegi en el que tuve la suerte de participar como
blogger) y el  Caserío Museo Igartubeiti,
como sabéis, un proyecto de intervención en patrimonio muy admirado en reharq*.
Además, la ‘Red de Museos de la Costa Vasca’ ofrece
durante este mes de marzo más de 150 actividades #cientocincueeeeeeeennnta #ojocuidado
LA MUJER Y EL MAR.
Las mujeres y el mar, esas grandes desconocidas.
El Untzi Museoa-Museo Naval tiene la buena costumbre de
ofrecernos unas exposiciones temporales muy trabajadas y originales. ‘Las mujeres y el mar’ es el resultado de un estudio previo meticuloso y de una puesta en
escena muy visual gracias a las ilustraciones de Elena Odriozola.exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa-Museo Naval_igualdad_8marzo_homenaje

‘Las Mujeres y el Mar’ no solo rescata el papel femenino
en la reparación de redes y aparejos de pesca sino que, además, destaca su
influencia en otras actividades mucho menos conocidas, como la gestión de
barcos y tripulaciones o su participación como armadoras. Incluso fueron piratas.El toque mágico de la
exposición lo aporta una serie de iconografías sobre sirenas. Ojo, que esto de
las historias populares no era ‘cosa menor’: a finales del siglo XVI, en
Kromborg (Dinamarca), trece mujeres fueron acusadas de brujería y condenadas a
la hoguera por provocar terribles tormentas que pusieron en peligro la vida del
rey de Escocia.  ^__^

exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa-Museo Naval_igualdad_8marzo_sirenas

exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa-Museo Naval_igualdad_8marzo_ilustracion elena odriozolaA pesar de que tradicionalmente solos los hombres figuran
en la historia como protagonistas
exclusivos de los viajes marítimos, la
presencia a bordo de las mujeres ha sido una constante.

Tal es el caso de
Catalina de Erauso quien  se escapó del
convento a los quince años disfrazada de hombre, se alistó como soldado para
combatir en Chile, alcanzó el grado de alférez y así pasó a la Historia como la
Monja Alférez. O de María de Estrada quien estuvo al lado de Hernán Cortés. Dos
ejemplos que rompen los estereotipos establecidos.

El trabajo femenino aunque no siempre reconocido, ha sido fundamental en el ámbito
portuario y pesquero. De todas las fotografías
históricas de la exposición -todas con mucha alma-, he escogido esta del puerto de Bilbao a principios
del siglo XX.exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa_coleccion juantxo Egaña

“Descarga de carbón en Bilbao. Hacia 1900. La
descarga de carbón o de bacalao fueron trabajos efectuados por mujeres en el
puerto de Bilbao, con salarios inferiores a los hombres.” Colección: Juantxo Egaña
La exposición contempla también la parte lúdica pues muestra mujeres que destacan practicando distintos deportes náuticos o imágenes de
baños en las playas donostiarras, sin pasar por alto “los problemas” que tenían por su
vestimenta…exposicion mujeres y mar_Untzi Museoa-Museo Naval_igualdad_8marzo_homenaje_baños de mar

 

#bokatatortillatxakarekin

 

Incomprensiblemente, todos los restaurantes del puerto ¡estaban cerrados! así que improvisamos un super plan B. Tan clásico como pasear por el puerto de San Sebastián o
sentarte en la pasarela de El Naútico es adentrarte en la Parte Vieja y tomar un bocata del Juantxo.donde comer_bocadillo_barato_san sebastian_donosti_pintxo

 

Ñam. ¡Feliz día a todas/os!

P. D. : Y si las 150 propuestas de los museos de la red Costa Vasca no te pillan muy cerca, siempre puedes ‘musear online saltando de post en post’. Estas son mis recomendaciones a lo largo y ancho del planeta ;-): Cádiz, Balmaseda, Val d’Arán, Madrid ABC, Madrid MAN, San Sebastián, Peñafiel, Berlín, Barcelona, Jaca, Getaria, Busturia, Pamplona, Bilbao, Karrantza



Untzi Museoa – Museo Naval
(junto al Aquarium, en el Paseo del Muelle)
Kaiko pasealekua, 24 – 20003 Donostia (Gipuzkoa).
Tel.: +34 943 430051. Fax.: +34 943 431115

 

Fotos por reharq* en  febrero 2016 salvo especificación en pie de foto. Las dos primeras fotografías corresponden a vídeo instalación “Mar abierto”.Fuentes consultadas: paneles expositivos de ‘Las Mujeres y el Mar’ y la web del Museo. Recomiendo artículo de Unsain Azpiroz, José Mª: “La Casa-Torre del Consulado, edificio de servicios
portuarios transformado en museo marítimo (Untzi Museoa-Museo Naval)”

Valoro los trabajos de investigación, las fotografías y las opiniones de los demás como si fueran las mías. Por eso siempre, nombraré y recomendaré la fuente, en el caso de que me base en material que no sea de mi propia autoría. ¡Haz tú lo mismo si tomas contenidos de este blog! 🙂

 

¡COMPARTE CON EL MUNDO EL PATRIMONIO DEL BUENO! GRACIAS! 😉
11 comentarios
    • libe
      libe Dice:

      Es una instantánea de la vídeo instalación "Mar adentro" que hay en el Museo. Tiene su gracia, es un volumen recreado como si fuera un submarino. 15 minutitos bajo el fondo del mar de lo más didácticos y entretenidos! 😉

      Responder
    • libe
      libe Dice:

      Gracias Carlos, me alegra que hayas disfrutado de la cibervisita al museo.

      Sobre el bocata, no solo es divino porque a todos los que estudiamos en San Sebastián un simple bocado tiene la capacidad de retrotraernos a aquella época de noches en vela, jueves locos y entregas, sino porque ¡sigue siendo barato!

      Abrazo hasta Valencia!

      Responder
  1. Javier Olmeda vía Facebook
    Javier Olmeda vía Facebook Dice:

    No sé porqué el arquitecto ha intentado unificar los huecos de las fachadas… pierde sabor el edificio, según mi leal saber y entender.

    Responder
    • libe
      libe Dice:

      Hola Javier,

      desconozco la fecha de la foto antigua pero calculo que pueda ser finales s. XIX-principios s. XX. Y desde entonces, la diversidad de usos del inmueble ha sido un hecho. Creo -es una opinión- que la modificación de los huecos de fachada vaya en esa dirección, en la adaptación del edificio a los múltiples usos:

      "A principios del siglo XX la casa Torre pasó a manos del Estado convirtiéndose en dependencia del Ministerio responsable de obras públicas y puertos. En julio de 1936, durante los primeros días de la guerra civil, fue utilizado como refugio por los vecinos del muelle ya que en él se encontraban más protegidos contra el fuego cruzado y las balas perdidas.

      Hasta 1988, año en que comienzan las obras de habilitación de la Casa-Torre como Museo, el edificio cumplió una serie heterogénea de funciones. Además de domicilio del capataz y encargado de muelles, sirvió para alojar la lancha del farero de la isla, el equipamiento de los buzos del puerto y los utensilios del servicio de limpieza y obras del muelle. Llegó incluso a ser utilizado como vivienda de un chófer de la Delegación de Obras Públicas y oficina para la matriculación de coches.

      Hasta los años setenta la Casa-Torre siguió siendo vivienda del capataz del muelle. Transferido al Gobierno Vasco el edificio pasaría finalmente a manos de la Diputación Foral de Gipuzkoa."

      Te facilito el siguiente artículo sobre la rehabilitación, que quizás puedas encontrar interesante.

      Saludos!!

      http://untzimuseoa.eus/images/itsas_memoria_06/34josemariaunsain.pdf

      Responder

La sección de comentarios es toda tuya

A mí también me encantará leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *