martes, 7 de octubre de 2014

Museo del Vino en el Castillo de Peñafiel (Valladolid)


Desde 1996, el primer lunes de octubre se celebra el Día Internacional de la Arquitectura y, con motivo de esta efeméride, estoy encantada de que reharq* sea uno de los blogs que colabora con una iniciativa fantástica creada por algunos arquitectos de Valladolid (grupo de Facebook #arquitecturaVa o en el blog arquitecturava) que han propuesto difundir la arquitectura de Valladolid y provincia a través de artículos publicados en internet.

Tenía ya muchas ganas de hablar sobre el Museo Provincial del Vino (MPV) y esta es una ocasión perfecta. Este proyecto aúna arquitectura histórica, respeto por esa arquitectura existente y futuro: a través de un diseño moderno complementado con un proyecto museístico basado en nuevas tecnologías.

Además, siempre es un placer volver a mentar en el blog el post más leído del 2013: “Castillo (‘barco’) de Peñafiel”, que ya acumula miles y miles de visitas. ¡Así que pasen y vean, el Museo Provincial del vino, que desde 1999 ocupa el patio sur del castillo!

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_arquitecturaav

DE PATIO DE ARMAS (s. XV) A MUSEO (s. XX).

El Museo del Vino es una construcción exenta compuesta por pilares y vigas de acero y forjados de madera, materiales que establecen una clara diferenciación con los muros que desde el s. XV conforman el patio del castillo. Además, la ubicación de este Museo en el patio no rompe con  la ‘tipología de patio abierto’, ya que desde sus inicios este patio albergaba pabellones para soldados y caballerizas.

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_patio sur castillo
reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_planta segunda


Traspasada la fachada de celosías de madera y vidrio, nos encontraremos con dos plantas envueltas por los muros originarios y madera de lapacho dedicadas al amplio mundo del vino. La planta sótano, de paredes de piedra caliza, está dedicada a sala de catas, exposiciones, salón de actos y biblioteca.


reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_acero y madera
reharq_museo provincial del vino_peñafiel_arquitectura_planta sotano

Este proyecto, obra de del arquitecto Roberto Valle González, tiene, entre otros muchos galardones, la Mención Especial Premio Provincial de Restauración Ar&Pa 2000. Ar&Pa es la Bienal de la Restauración y Gestión del Patrimonio, y este 2014 (IX edición) tendrá lugar del 13 al 16 de Noviembre en Valladolid.


PROYECTO MUSEÍSTICO.
Aquí puedes pasarte hoooras... A través de vídeos, paneles, un mostrador de aromas, mapas, recreaciones... puedes viajar  a través de la historia del vino. Aprender de la vid, la crianza y reserva, mitología, historia, fiestas, arquitectura popular, denominaciones de origen, gastronomía...  Un proyecto museístico bien documentado, entretenido, expuesto con orden y para todos los públicos. Si bien es cierto que en algunos momentos podía resultar un tanto ruidoso (superposición de voces) debido a la cercanía de algunas instalaciones sonoras.

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_exposicion_aromas

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_exposicion_roberto valle gonzalez_sonidos

reharq_museo provincial del vino_peñafiel_exposicion_roberto valle gonzalez

Semana de la arquitectura, y de la vendimia.
La última vez que estuve en Peñafiel (abril 2014) aluciné con la vidilla que había por sus calles, y es que coincidió con la XII Concentración de Charangas, según me contaron allí, todo un referente de este tipo de encuentros a nivel de España. Pero esta semana aún hay más en Peñafiel, esta semana se celebra la fiesta de la Vendimia -fiesta de Interés Turístico Regional- (teletransportación real ya!) ;-)

XII encuentro charangas_peñafiel_abril 2014

Y retomando el tema de la arquitectura (lo que me van a mi las experiencias que implican cultura y diversión -reharq* en estado puro- ...), recuperar este tipo de arquitectura y darle un uso sostenible es la mejor forma de seguir manteniendo vivo nuestro patrimonio. Además, el hecho de situar el Museo en tremendo monumento, hace más atrayente la visita y ayuda a difundir tanto los conocimientos del amplio mundo del vino como la arquitectura histórica del lugar, potenciando de un modo espectacular el enoturismo de la Ribera del Duero.


Si no quieres perderte los próximos artículos cargados de "patrimonio del bueno" y disfrutar de experiencias agradables que también implican conocer la arquitectura, ¡suscríbete al blog (lateral superior derecho) y los recibirás cómodamente en tu mail!

El próximo martes, más! :-)


Fotos por reharq* en abril de 2013, salvo la última (abril 2014).

En reharq* no practico ni creo en ‘el corta-pega’. Valoro los trabajos de investigación, las fotografías y las opiniones de los demás como si fueran las mías. Por eso siempre, nombraré y recomendaré la fuente, en el caso de que me base en material que no sea de mi propia autoría. ¡Haz tú lo mismo si tomas contenidos de este blog! :-)

¡COMPARTE CON EL MUNDO EL PATRIMONIO DEL BUENO! GRACIAS! ;-)

11 comentarios:

  1. ¡Ah, del castillo, Libe!

    Pues que esto de poner enlaces es muy peligroso, porque uno va leyendo y se encuentra con el link “Castillo (‘barco’) de Peñafiel” de hace justo un año y claro que como uno no es de piedra (y ni mucho menos de la de Campaspero), pues sucumbe y no se resiste a leerlo y hacer valer eso de “más vale tarde que nunca”, en cuanto a comentar, sobre todo cuando demandas alguna información como: (... no he encontrado información relativa a las restauraciones que ha sufrido el Castillo...).

    Lo poco que he podido encontrar es que: En 1958 el alcalde de Peñafiel otorga la escritura de cesión a la Sección Femenina de F.E.T y de las J.O.N.S. del famoso castillo, donde el infante D. Juan Manuel tuvo su corte y su retiro y donde escribió sus obras en prosa castellana como “El conde Lucanor”, y hace gratuitamente la cesión del castillo condicionada a que en el plazo de diez años se realicen las obras necesarias para la perfecta conservación de la fortaleza, abandonada hasta hoy, como tantas otras, a “su propia suerte”. (Hemeroteca de ABC 1 de enero de 1958)

    También nos invitas a que si conocemos algún castillo, no dudemos en decírtelo.
    Hace ya bastantes años entré en un castillo abandonado de Génova … te invito a ver las fotos y enlaces en mi página de FB: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=474486685991206&set=gm.628037077250506&type=1&permPage=1

    Se trata del Forte Sperone de Génova, construido en la cima del monte Peralto en 1830, su entrada principal está dominada por el escudo de los Savoya, está protegido por un foso y un robusto portón, conectado al puente levadizo a través de un par de cadenas, hoy en día todavía en disposición; otros elementos arquitectónicos son el polvorín, el cuartel central con amplio barracones, una bonita capilla y … hasta una moto estropeada ;-)

    Pero como este blog sobre todo trata de arquitectura, en el siguiente enlace se puede ver un proyecto del diseño centrado en la reutilización del castillo como un lugar para la relajación y la meditación, aunque actualmente el Ayuntamiento de Génova, solo organiza en el castillo y durante el verano eventos culturales.
    http://www.youtube.com/watch?v=b_Fp11NDki0


    Y para terminar vuelvo al Museo del Vino para recordarte que tienes pendiente la copita de Ribera del Duero, aunque yo para eso siempre prefiero las bodegas (de hecho en la casa del pueblo tengo una cueva-bodega que este año 2014 ha cumplido su centenario), a los museos por muy enológicos que sean ;-)

    Enhorabuena una vez más por tu blog.
    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, 'uno no es de piedra (y mucho menos de Campaspero)'...

      Gracias por tu recomendación del Castillo de Génova y la fotos. Los lugares abandonados creo que gustan tanto porque nos permiten imaginar libremente la vida que albergaron esos decadentes muros. Y adentrarnos en ellos es casi más una aventura que un visita al uso.

      Respecto al Museo del Vino, coincido. El Castiilo que lo contiene es brutal, la intervención muy acertada y bueno... el museo en sí, yo creo que está muy bien para los menos profanos en el mundo del vino (entre los que me incluyo), ya que muestra un recorrido muy icompleto por el amplio mundo del vino. Aunque reconozco que a los más avanzados en estas lides puede resultarte un tanto aturullado (tal y como digo en el post, quizás haya demasiadas instalaciones sonoras) y 'escasito'.

      Gracias por disfrutar con reharq*!
      Libe

      Eliminar
  2. Gracias Libe por tu reportaje.

    Siempre me ha parecido una intervención ejemplar en Patrimonio, tanto por su planteamiento, diseño, ejecución, materiales utilizados... en definitiva al dialogo respetuoso con la Arquitectura del Castillo. Me parece una de las mejores obras de Roberto Valle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nacho, qué bien verte de nuevo por lo comentarios!

      La verdad es que a raíz de preparar este post, he descubierto parte de la obra de Roberto Valle con mucho agrado. Un saludo!

      Eliminar
  3. Gracias Libe por difunfir las maravillas de mi tierra castellana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Pilar! Sí, cierto, cuando hice el post del Castillo, recuerdo que también te gustó! La de gratos patrimonio-descubrimientos que esconde Castilla y León... ;-)

      Eliminar
  4. Bienvenida al grupo #arquitecturaVA y gracias por esa visita al Museo del Vino... ya me están entrando ganas de ir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José! Bien hallada! La visita al museo merece mucho la pena, sobre todo, complementada con la visita al Castillo!

      Eliminar
  5. vía Facebook Kike García14 de noviembre de 2014, 19:46

    Cuando fui, hace unos cuantos años ya, me pareció una intervención magnífica, un edificio fantástico y un museo bastante lamentable.
    ¿No os parece que el contenido deja mucho que desear?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenooo... no te falta razòn...

      Yo acudí a visitar el castillo, y el museo fue complementario y sí, la intervenciòn es muy acertada. En cuanto al museo comentar que se ve claramente q es un "para todos los públicos"... tanto que a los más profanos en el mundo del vino les parecerá escasito. A mí me dio la sensaciòn de que había un "poco de cada cosa" y, tal y como digo en el post algo "amontonado" (por ejemplo, la mayoría de instalaciones sonoras eran molestas).

      El cualquier caso, solo por sus dos continentes (castillo y edificio museo) merece una visita! ;-)

      Eliminar
  6. vía Facebook Juan Represa14 de noviembre de 2014, 19:49

    Enhorabuena por el post (el de ahora y el de antes).
    Para mi el Castillo de Peñafiel guarda un recuerdo muy singular, ya que hace mogollón de años, cuando por entonces era aficionado a la astronomía, organizamos una observación de las estrellas en la Asociación astronómica Syrma, con la que asediamos literalmente el castillo. En aquella época no existía el Museo del Vino, y se podía subir a la terraza de la Torre del Homenaje (yo la última vez no pude, creo que no se permitía).

    Imaginaros todas las almenas del castillo con telescopios y público (era para todos los públicos), haciendo cola para observar las maravillas del cosmos. Un telescopio en cada almena y unos cuantos en lo alto de la torre, de noche, obviamente, hasta las tantas, con buen ambiente y termo de café..

    ResponderEliminar

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

ShareThis