jueves, 6 de junio de 2013

No es una exposición cualquiera: OCCIDENS


Una mañana de febrero, pero con sol y sin frío... ¡y eso que estaba en Pamplona! Por la tarde asistiría a un seminario internacional sobre madera (que resultó interesantísimo) impartido por Dr. Jean-Luc Sandoz en la Universidad de Navarra.
Así que había tiempo para disfrutar de ese sol de invierno. Feliz. Acompañada por mi amiga Eli (siempre dispuesta a cualquier plan, gracias!) me dispuse a redescubrir Pamplona: Archivo General de Navarra rehabilitado por Rafael Moneo en 2003, Iglesia San Fermín de Aldapa, 'garroticos', comida rica en restaurante Otano, compras en ‘mequierovivir’... Y lo mejor de todo:

una gran experiencia en OCCIDENS, un proyecto museístico lleno de creatividad y con un gran respeto por la historia: por la pasada, la presente y la futura.
 
primeraconletras_occidens
















CONJUNTO CATEDRALICIO, PAMPLONA.
Occidens se desarrolla en el conjunto catedralicio (claustro, cillería, refectorio, sala capitular, cocina) de la Catedral de Pamplona. Se recorren diversos espacios de distintas épocas: excavaciones arqueológicas (s. II ac – VIII dc), Palacio Románico s. XI, Palacio Arzobispal del s. XII y las construcciones góticas del Palacio Arcediano de s. XIV-XVI.
Catedral-Pamplona_occidens
 

La fachada de la Catedral, de estilo neoclásico, fue diseñada por Ventura Rodríguez en 1783, en contraste con su interior, que es gótico. De su reciente restauración destacaría la minuciosidad de los estudios previos a la intervención. Los arquitectos que llevaron a acabo este proyecto, Joaquín Torres y Verónica Quintanilla, y yo compartimos publicación en el número 12 de la revista de Hispania Nostra
 
¡Disfruta del reportaje fotográfico y de ‘la reflexión’!
 
introcuion_occidens





O
OCCIDENS. Te engancha desde el principio.

Para ello es determinante el argumento que se plantea y que te acompaña durante todo el recorrido. Un hilo narrativo que, además, es muy constructivo: antiguas civilizaciones, reforma gregoriana... democracia, estado de derecho, derechos humanos, amor... Una continua recepción de datos, para que cada visitante elabore su propia experiencia en OCCDIDENS.
 
Encontrarás salas acondicionadas con abundante información y otras que ‘únicamente’ te aportarán arquitectura y ambiente... Un auténtico viaje sensorial al pasado producto de una acertada restauración de mínima intervención.
 
claustro_occidens


D
Distintos volúmenes salientes de acero te invitan a entrar, recorrer y descubrir este ‘territorio mental’. Te dejas llevar, y la historia va transcurriendo a tus pies, una plataforma de acero te va guiando, sin darte cuenta, por siglos de historia: antigua, medieval, moderna y contemporánea. 
arqueologia_occidens
 
Si eres de los que te fascina el arte sacro, disfrutarás enormemente, pues allí encontrarás piezas realmente únicas. Si, como yo, eres de esos que no sientes gran predilección por este tipo de arte le encontrarás el ‘puntillo’ a los relicarios, cruces y tallas marianas, nada como una buena puesta en escena.
Las distintas técnicas expositivas hacen el recorrido aún más atractivo. En esto colabora un amplio surtido de recursos tecnológicos (signos, imágenes, sonidos, textos, luminosos, proyecciones, señalética...), destacando sobremanera el diseño gráfico.
  campanas_occidens
artesacro_occidens



















cortinas_occidens
alegria_occidens

Esta sí que es una de esas exposiciones de sensaciones... las fotos te aproximan a la imagen, a lo que puedes ver allí, pero ni de lejos te dan una idea, de lo que llegarás a sentir.
Si tienes la oportunidad, no te la pierdas, no es habitual (y conste que frecuento mucho este tipo de arquitectura) encontrarse un proyecto museístico tan cuidado y documentalizado que, además, es entretenido. Sin duda alguna, un reflejo de la pasión y la profesionalidad de quienes lo realizaron.

 

OCCIDENS: Qué somos y qué queremos ser...

 
razoncritica_occidens
 
Casualidad, esta semana, los artífices de este gran proyecto, Vaillo + Irigaray y su equipo, han resultado finalistas en el Premio Europeo AADIPA en la categoría de intervención en el patrimonio.
 
Desde aquí, mis felicitaciones.  

[editado FEBRERO 2014: Nominado Premio Museo Europeo del Años 2014]
[editado JUNIO 2013: Premio al Mejor Museo del Mundo en los Core77]
[editado NOVIEMBRE 2013: Premio Internacional FX al mejor Diseño en Museos y Exposiciones]



Anímate y deja un comentario, una sugerencia, o cuéntanos esa exposición que no deberíamos perdernos por nada del mundo... A mí también me encantará leerte. También en twitter o en mi mail.
Fotos por reharq* en Febrero 2013.
En reharq* no practico ni creo en ‘el corta-pega’. Valoro los trabajos de investigación, las fotografías y las opinones de los demás como si fueran las mías. Por eso siempre, nombraré y recomendaré la fuente, en el caso de que me base en material que no sea de mi propia autoría. ¡Haz tú lo mismo si tomas contenidos de este blog! :-)

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

4 comentarios:

  1. Desde luego la exposición parece muy atractiva sólo con ver las imagenes de tu entrada.La variedad de materiales, texturas...los propios espacios parecen llevarte en un viaje por el tiempo.Además una excusa para visitar Pamplona!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una puesta en escena donde se ha cuidado hasta el último detalle. De lo mejorcito en proyectos museísticos que he visto últimamente.

      Merece mucho la pena, además de ser una excusa perfecta, como bien dices, para visitar Pamplona.:-)

      Me alegra volver a verte por aquí, Vanessa! Muchas gracias!
      Libe

      Eliminar
  2. Libe otra gran entrada!
    Personalmente, nunca he encontrado exposiciones en espacios religiosos que no pasen del calificativo aburrido... pero esta parece todo lo contrario. De hecho y según cuentas, parece que en el contraste de espacios-contenidos se encuentra su atractivo. Muy interesante ^^

    Ánimos y hasta pronto :)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marc!

      Creo que el acierto de esta exposión (además de la museografía, que es fantástica) es que además de mostrate objetos, te cuenta una historia de la que todos formamos parte: la Historia.

      En seguida 'te sientes parte de la exposición' y, aunque no seas fan del arte sacro (grupo donde también me incluyo), es una experiencia muy chula.

      Marc, gracias por animarte a comentar.
      Un saludo,
      Libe

      Eliminar

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

ShareThis