viernes, 11 de noviembre de 2011

Teatro Campos (5/6): Una de curiosidades.

Una diversión un tanto extraña que tengo es la de disfrutar “sabiendo porqué a tal lugar, se le llama de tal manera”. Vamos, lo que ‘etimológicamente’ llaman toponimia, aunque yo prefiero llamarlo ‘extraña diversión' ;-)…


¡Es increíble la de historias sorprendentes y llenas de identidad que se llegan a descubrir!


Y, sí, efectivamente, con el Teatro Campos, también puse en práctica esa ‘extraña diversión’.


Cuenta la historia, que el lugar donde se erigió el Teatro Campos, era un paraje de diversiones al aire libre denominado Campos Elíseos. No he logrado encontrar imágenes de aquella época, pero me basto con la imaginación para visualizar aquel lugar bullicioso lleno de actividad y recreo... Así que al nuevo edificio se le llamó ‘Teatro Campos Elíseos’ (aunque ‘lo de Elíseos’ rara vez se nombra en las conversaciones populares).


Pero, con el tiempo, los bilbaínos hicieron ‘tan suyo’ el teatro que llegaron a ponerle como mote ‘La Bombonera de Bertendona’. ‘Bombonera’, por su ornamentada fachada y su interior en forma de 'cajita' ; y 'Bertendona' por ser la calle en la que se ubica.


Tras su nueva apertura lo han llamado ‘Arteria Teatro Campos Elíseos Antzokia’, pero por motivos mucho menos 'románticos' que los anteriores: sus nuevos gestores pertenecen al Grupo Arteria (Sgae). Esta es su oferta cultural .


Pero pese a todo... ¡¡seguimos llamándolo ‘Teatro Campos’!!


En “Apuntes de Rehabilitación arquitectónica” no practicamos ni creemos en ‘el corta-pega’. Valoramos los trabajos de investigación, las fotografías y las opinones de los demás como si fueran las nuestras. Por eso siempre, nombraremos y recomendaremos la fuente, en el caso de que nos basemos en material que no sea de nuestra propia autoría.


Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

ShareThis